Los maestros y los Maestros



En nuestra vida terrenal, existen los guías físicos, maestros espirituales reales, que tienen conexión directa con estos Maestros. Algunos prefieren llamarlos de otra manera. Esto depende del vocabulario que emplee el grupo o de los prejuicios que tenga. Como quiera que sea, alguien debe dar la enseñanza, alguien debe guiar y dirigir. Un grupo sin organización funcional no llegará lejos. Además, para aprender cualquier oficio, lo inteligente es dejarse guiar por quien sabe hacerlo, para luego, a lo mejor, prescindir de ese maestro. Con mayor razón en el sendero espiritual, el cual es mucho más difícil que cualquier profesión.

Quienes carecen de la guía de quien haya hecho un camino, el cual ha cometido suficientes errores como para acercarse al sendero espiritual, pueden caer en una gran ilusión.

El Dodecaedro

Geometría Sagrada

Elemento éter

La iniciación al mundo del éter es la resurrección, la ascensión, la autorrealización y la inspiración. El espíritu humano se une con el espíritu universal. El iniciado reconoce el núcleo del amor en todas las cosas y mira desde la unidad. Reconoce la conciencia eterna en todas las cosas. 

Otoño: tiempo de aprender y mejorar

Este es tiempo de recuerdos y de balances de todo lo que hemos realizado. Mira hacia atrás y examina lo que has realizado y hecho y lo que no te has atrevido a realizar, y lo que ha sido y no ha sido, lo que deseabas ser y ya no es. Evoca los días perdidos; rememora los distintos rostros que a lo largo del tiempo reflejaron el espejo cuando te mirabas en él. Piensa en el niño(a) que fue y ya no lo es, en los recuerdos que has olvidado, en los sueños que no se cumplieron y en los que ni siquiera te atreviste a soñar. Es el momento de prepararte para despedirlo y reflexionar sobre los ciclos de la vida: Nacimiento-Crecimiento-Madurez Y muerte.

Los Siete Rayos. Angelus. Cuarta parte y final.

CAPITULO 7: SANACIÓN CON LOS SIETE RAYOS.


Los siete rayos se manifiestan en el mundo físico y en el cuerpo del ser humano. Existe una correlación de éstos con los siete centros o chakras. El control de la forma a través de siete tipos de energías o mediante los siete centros es una regla fundamental para la comprensión de la estructura interna del ser humano. Cinco de estos centros o flores de loto se encuentran alineados sobre la columna vertebral y los restantes están en la cabeza.

1. El centro coronario está regido por el Primer Rayo, Plutón y Vulcano. Corresponde a la glándula pineal (epífisis) y funciona sólo en las personas espiritualmente despiertas. Específicamente es el órgano de la fuerza de voluntad espiritual. Exotéricamente, la glándula pineal está regida por Saturno.

Los Siete Rayos. Angelus. Tercera parte.

CAPITULO 5: COMO CONOCER NUESTRO RAYO PREDOMINANTE

Extracto monografía. Por Maestro Serval.

De la trinidad del logos, la Voluntad Superior, fluyen los siete principios creativos que caracterizan al ser, compuesto de individualidad y personalidad, siendo esta última la unión de los niveles mental inferior o concreto, emocional o astral, etérico y físico.

Los rayos permiten conocer la naturaleza de las energías subjetivas y las cualidades que coloran y condicionan la forma.

Si una persona tiene tendencia marcada hacia un rayo, es porque su individualidad irradió esta modalidad determinando su existencia física, llevándole a elegir determinadas experiencias que necesita para seguir evolucionando. Esto provoca que la mayoría de las características de un rayo determinado se encuentren presentes, pues se complementan unas a otras; algunas tienen relación de causa y efecto.